domingo, 23 de septiembre de 2007

Recuerdos

Si hay algo que me pone de buen humor, a parte de esas viñetas que algunos nos hemos acostumbrado a leer cada día, es ver fotos de cuando era más joven. No por el recuerdo de una época donde nuestra mayor preocupación era pasarlo bien, aprobar unos exámenes y disfrutar de más de dos meses de vacaciones... No, eso, en un futuro un poco más lejano, hará que por mi boca salgan frases tan llenas de "sabiduría" como "En mis tiempos si sabíamos divertirnos" "Mi juventud era más sana" o "Nosotros sí sabíamos lo que era trabajar". Sé que las diré. Da igual la época en la que vivamos, siempre es más sacrificada, divertida y sana que la que vendrá después... Es más, alguna vez que otra ya he utilizado la primera frase, o alguna similar como "Estos chicos tienen mucha prisa por crecer, yo a los 15 viví los 15, a los 18 pues lo 18 y..." Si... fue una de las cosas que me hizo darme cuenta que ya no era una veinteañera... bueno eso y cumplir los 30… claro...

Pero lo que de verdad me hace estar de buen humor, e incluso reírme hasta decir basta, es cuando me reúno con mis amigos en alguna casa para cenar y de repente alguien propone ver un video, y/o algunas fotos, de cuando éramos más jóvenes. Las ves, te acercas más al televisor (o álbum), tu cara empieza a convertirse en una extraña mueca y exclamas, entre risas, "¡Pero que nos pasaba en el pelo!¡Y porque llevábamos esa ropa!" Porque ya no solo es la frase tan concurrida de "Las hombreras hicieron estragos" Noooo, en mi caso fueras las hombreras, los jerséis gruesos, las camisetas por debajo del pantalón doce tallas más grandes que las mías, las gorras...

Mi jersey favorito, ese que me ponía siempre que tenía ocasión, era... ¿Alguien vio alguna película de las de "Pesadilla en Elm Street"? ¿Si? ¿Os acordáis? Pues era igualico al que llevaba Freddy Krugger. Eso sí, con dos diferencias que lo convertían en "único": Primera, era como si Fredd..., (perdón, si hablamos de mi...) Era como sí yo midiese 2 metros de altura y pesase 5 kilos más. Las mangas me iban igual que a Enrique Iglesias sus primeras camisetas (exacto, igual de mal). Segunda diferencia, ¡tenía un bolsillo delante y otro detrás! No vaya a ser que solo con que se pareciese al jersey de un conocido psicópata de pesadillas no fuera bastante para ser "hortera" o dar mal rollo.... Los demás jerséis eran igual de grandes... y feos...

¿Y las camisas? Tenía una blanca que en los hombros había como trozos de pintura. Como si alguien hubiese cogido una brocha y la hubiese movido para salpicar en mis hombros... Sí, también era mi camisa favorita... Recuerdo otra, también blanca, que le cosieron la parte de delante de un chaleco en un azul celeste con unas formas blancas... uf... algo extraño.

Luego estaban las camisetas anchas de manga corta, esas típicas y normales que todos teníamos (y tenemos... bueno yo ya no... las deje...). Por sí solas esas camisetas no eran feas pero claro, cuando te las pones un par de tallas más grandes y además te las metes por debajo del pantalón... ¿¡Y las plataformas!?

En lo referente al peinado no tuve tan mala suerte como con la ropa. Llevaba el pelo muy corto, que no me favorecía nada, pero creo que otras chicas (porque esto era, sobre todo, “mal” de mujeres) corrieron peor suerte que yo…

12 comentarios:

Avellaneda dijo...

Ayssss, a mi los 80 me hicieron mucho mal. En una cosa tienes toda la razón; es ver fotos de cuando tenía 18 y soltar una carcajada!!! Mi look estaba basado en dos máximas "esconder las lorzas" y "que no se vea ni un trozo de piel".

En mi caso, fíjate, siempre quise tener más edad de la que tenía, no me gustó la adolescencia, ni mi época de la universidad, ni los años posteriores. Ahora que ya tengo la edad que quería, me quedaré así hasta los 90 años :-D

nerea dijo...

Yo la adolescencia la pase bien pero por mis amigos (que llevo mucho tiempo con ellos), el instituto... pues normalillo... ni bien ni mal… tuve mis buenos momentos y mis (muy) malos momentos… Lo que sí es cierto, aunque no me haya gustado nada cumplir esta edad, es que creo que estoy en mi mejor momento. Si me quedo pensado en serio cual es el momento en que he sido más feliz y he estado más orgullosa de mi misma, y los logros conseguidos, es, sin ninguna duda, este momento… este último año o año y medio.

Me uno a tí y me quedo así hasta los 90 años ¿Dónde firmarmos?.

Avellaneda dijo...

Estoy redactando el acuerdo "la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte..."
:o)
Buen día

nerea dijo...

jajajajaja... pues ya está claro, mejor contrato que ese no vamos a encontrar...

al dijo...

En el caso de la reportera no hablamos precisamente de los 80...hablamos de los 90...de muy entrados los 90...de hace casi ná vamos...VIVA EL JERSEY DE FREDDY FOREVER!!!!!(si, ese que tanto le gustaba a Charly I)

nerea dijo...

Ah si! ¿como fue la frase? algo así como "ya cambiaras el vestuario" o algo así ¿no?.
Y tú, Al, ¿cuando te ves mejor? ¿ahora o antes? yo te veía muy bien con la gabardina el año que te disfrazaste de Humphry Bogart... así sí estabas tremendo ;-)

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Yo, que también tengo 30 añitos, me sorprendo cada vez más con esas frases. A veces parece uno el abuelo Cebolleta.
Saludos

nerea dijo...

Sí, y lo peor de todo es que a nosotros de crios tampoco nos hacía especial gracia que nos las dijeran... y, más tarde o más temprano, acabamos utilizandolas...
Uf... ¿será eso "el ciclo de la vida"?

Besicos!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Pues no te digo yo los que ya no cumplimos los cuarenta...

Blogofago dijo...

Nerea:

No te creas lo que te dice Pedro. Es un chaval ¡¡¡ Doy fe.

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Supongo que a medida que creces vas haciendo de mayor con los que tienen unos años menos que tú, es algo que todos llevamos dentro.
Un beso Nerea.

Anónimo dijo...

Nerea ¡¡que tiempos aquellos!! recuerdo las camisetas de manga corta, las camisolas con dibujos abstactos que llevaba.... y como decia al.... ¡¡¡mis pelos a lo alaska!!!